Cuando se trata de planificar nuestra luna de miel, nos desesperamos al ver que existen tantos lugares a los que quisiéramos ir y no terminamos de escoger alguno. Lloramos, nos estresamos, nos molestamos, todo esto producto de los mismos nervios que nos atan a la tan esperada noche de bodas.

Pero es muy importante que primero organices tus ideas y pienses con la mente fresca, ¿cuál es ese lugar que te gustaría conocer al lado de tu pareja? ¿De qué manera te visualizas disfrutando al lado de tu galán? ¿En un restaurante en específico? ¿En una exquisita playa en particular? Solo tú sabes lo que quieres para esos días de viaje por lo que debes planificar primero lo que te gustaría hacer y de acuerdo a ello te será más sencillo escoger el destino.

Si decides tener un viaje soleado nada mejor que las islas del Caribe, si por el contrario quieres disfrutar de días nevados tienes unas excelentes opciones como Francia, Alemania, Italia, España, Canadá, Estados Unidos, solo por nombrar algunos, donde tendrás la excusa perfecta para mantenerte siempre pegadita a tu galán dándote calor y disfrutando del hermosísimo paisaje.

Piensa bien en aquello que quieres hacer y las opciones se irán reduciendo hasta llegar a la que realmente estás buscando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *